VIDEO NP

viernes, 15 de diciembre de 2017

ESPAÑA : ALONSO LUGO.....“Cuando pierdo una paloma estoy dos días que no levanto cabeza”

“Cuando pierdo una paloma estoy dos días que no levanto cabeza”
/.....La Palma Ahora.

Alonso Lugo lleva más de medio siglo practicando la colombofilia, una afición de gran arraigo en La Palma que él vive con verdadera pasión. Es uno de los tres socios de honor que hay en España de la Federación Cubana de Colombofilia, distinción que conlleva “entrada diplomática” en la isla caribeña. Confiesa que estas aves "lo han sido prácticamente todo en mi vida".
  
Si pierde una paloma en ruta está dos días que “no levanto cabeza, y hasta se que quitan las ganas de comer y dormir”. Alonso Lugo lleva la colombofilia en la sangre –es una herencia familiar- y la vive con verdadera pasión. “Tengo palomas desde los 8 años y ya he cumplido 60, así que practico este deporte desde hace más de medio siglo”, ha recordado a LA PALMA AHORA en su palomar, en la azotea de un céntrico inmueble de la Calle Real de Santa Cruz de La Palma. 

“Cuando este edificio, que es de la familia, tenía solo las estructuras, yo, que era un niño, ya había construido el palomar y subía, sin ascensor ni nada, con los sacos de comida para atender a los animales”, relata este veterano colombófilo, que durante más de 30 años fue presidente del Club Centro Colombófilo de Santa Cruz de La Palma y máximo responsable, durante otra etapa, de la Federación Insular de Colombofilia. “Estoy jubilado y he dado paso a otras personas; ahora me dedico a disfrutar más de las palomas y de mi familia”, dice.

No concibe la vida sin palomas y confiesa que “lo han sido para mí prácticamente todo; gracias a ellas he superado muchísimas problemas y contrariedades que te surgen en la vida; son mi psiquiatra, mi psicólogo, una terapia tremenda; yo me siento aquí, las observo mientras comen, y ya no pienso en otra cosa, y si por las noches no puedo dormir porque algo me preocupa, pienso en las palomas y me quedo frito; la colombofilia es un mundo, una cultura”, asegura.

Alonso Lugo no se apartó de las palomas ni en el servicio militar, que realizó en Zaragoza en 1976. Logró un cambio de destino y su ingreso en la Unidad de Transmisiones. “Me quitaron los rombos de infantería y me pusieron los de ingeniero, con galones de palomero, y para mí se acabó el cuartel, porque todo lo que hice fue maniobras con las palomas, y hasta me licenciaron tres meses antes, me dieron una placa y me nombraron soldado distinguido del reemplazo por las palomas mensajeras”, rememora.

En total, este colombófilo tiene unas 150 palomas “para volar” y 12 parejas reproductoras. A todas las llama por su nombre y las distingue por las tonalidades del plumaje o por el tamaño del cuerpo o de la cabeza. De muchas de ellas, incluso, se sabe el número de anilla. Las razas que predominan en su palomar son Stasart, de Cuba; Sion, de Francia, y Jan Arden, de Holanda.


En Europa, la colombofilia “es un deporte elitista, de gente muy pudiente”, señala. “Holanda ha superado a Bélgica, porque los holandeses están muy formados y son muy competitivos, muy trabajadores”. En cambio, en Canarias, subraya Lugo, “como dijo un colombófilo famoso, Pedro Perera, es un deporte de ricos practicado por pobres”. “Con 30 euros al mes se puede mantener un palomar”, afirma. 

Estas aves precisan, además de unos exquisitos cuidados, una buena alimentación a base de cereales, complementos vitamínicos, vacunas y medicación para combatir distintas enfermedades o evitar contagios en viajes. “Una buena paloma mensajera de nivel no tiene precio; los pichones normales se venden sobre los 100 euros, pero una paloma contrastada, de elite, se monta en mucho más de 12.000 euros”, resalta.


En los últimos tiempos “la afición a la colombofilia ha mermado algo, ahora hay muy poco relevo generacional; con todo esto de la informática, los juegos de consola y los móviles, los chiquillos están pendientes de otra cosa, así que el futuro de este deporte lo veo un poquito comprometido a largo plazo”, indica. En La Palma existen tres clubes en la zona del Valle de Aridane y otros tres en Santa Cruz de La Palma, que suman unos 300 socios y 10.000 palomas. 

“La colombofilia tiene mucho arraigo en toda Canarias y en la Isla hay mucha afición”, sostiene. “Antiguamente, en los años cincuenta o sesenta, llevaban las cajas de palomas a los partidos de fútbol a Bajamar y cuando marcaba el Mensajero les ponían una cinta roja y la soltaban, y al llegar al palomar ya las mujeres sabían que había marcado el Mensajero; si la cinta era blanca, el gol era del Tenisca”, cuenta.

Las palomas también le han servido a Alonso Lugo para mantener una estrecha relación con Cuba, que lo ha convertido en socio de honor –hay solo tres en España- de la Federación Cubana de Colombofilia, una distinción que conlleva “entrada diplomática” en la isla caribeña. “Soy como un embajador de Cuba en Canarias; las palomas me han abierto puertas a nivel internacional”, dice. Como hecho anecdótico cuenta que tuvo un ejemplar macho que le regaló Fidel Castro a un amigo común cubano y éste, a su vez, se lo regaló a él. “Le puse de nombre Fidel Castro; ya murió, y ahora tengo una hija”.


Alonso mantiene diariamente una tertulia con otros palomeros, y a estas alturas del año ya están planificando las competiciones, que comenzarán después de Navidades. “Estar aquí un día esperando las palomas de viaje es lo máximo, tenemos todos emisora y estamos en contacto; cuando compañeros de Fuencaliente me dicen que las han visto pasar, ya sé que en 20 minutos están en el palomar”. 

Vive con desbordante emoción el regreso. “Recuerdo que en un derbi –modalidad de suelta de una paloma sola- de Las Palmas, que es muy difícil, llegué al palomar por la tarde-noche porque no había llegado el macho bronceado que mandé; ya me iba, y me llamó un compañero para preguntarme cómo me había ido el concurso, me quedé hablando un rato y, bendita llamada, porque ya de noche llegó. Me quedé cortado, no me podía mover, a esa hora el macho no tenía por qué haber llegado, hizo el esfuerzo y yo, si me voy, no lo hubiese visto. Pudo participar en el concurso porque la hora límite de llegada eran las 22.00 horas”, detalla.

Otro recuerdo inolvidable para este colombófilo fue “cuando me llegó una paloma de Sakura, de África, la única que vino de toda la Isla; regresó al tercer día -tenía un plazo de cinco- y cuando salí del trabajo y la vi en el palomar, me tuve que sentar de la emoción, te da un subidón de adrenalina que te cambia todo, pareces que te vas a caer al suelo”.


Las palomas mensajeras de Canarias realizan rutas interinsulares y con el continente africano. “La última suelta, la más lejana, la hacemos en Casablanca, a más de 1.000 kilómetros de distancia y con diferencia horaria”. El récord del mundo de vuelo marítimo está en La Palma, en Los Llanos de Aridane, recuerda. Las palomas, explica, “se orientan por campos magnéticos; tienen una especie de pequeño GPS en la cabeza en forma cristalitos, por eso el fenómeno que más pérdidas de aves ocasiona -más que los temporales de viento y la calima- son las descargas eléctricas en la atmósfera, y también las explosiones solares que forman las auroras boreales”. 

“Incluso el día después de una tormenta eléctrica, aunque sea luminoso, no se pueden volar palomas porque todavía hay magnetismo en la atmósfera y se pierden”.

Alonso Lugo, director artístico de la Danza de Los Enanos, pasa horas y horas abstraído en su palomar, desde el que se divisan las instalaciones de otros colombófilos de edificios cercanos y bandadas de palomas que sobrevuelan continuamente la ciudad. Allí tiene bien ordenados los estadillos con todos los datos de sus aves, desde las características de cada ejemplar (color, sexo etc.,) hasta los viajes que ha realizado, las distancias recorridas o el número de anilla. Dispone de esta información también en soporte digital.


 A pesar de que lleva más de medio siglo sufriendo con estas aves, todavía no se ha acostumbrado a su pérdida. “Son mucho años y lo tengo más asimilado, procuro tomármelo con tranquilidad, pero si la paloma no llega estoy un par de día mal, no me dan ganas de comer ni de dormir”. “Ahora, entre Los Enanos y las palomas no tengo tiempo para nada”, concluye.



Esther R. Medina - S/C de La Palma

 Saludos a los colombófilos de Las Palmas.


____________________












miércoles, 6 de diciembre de 2017

Le pasó a Andreas Drapa

Recordando lo que le pasó a Andreas Drapa

Palomas robadas de Andreas Drapa (Königsbach-Stein, DE) encontraron en Rumania
Esta mañana, 14 de febrero de 2014, recibimos la noticia de que las palomas fueron robados de los lofts de Andreas Drapa finales de noviembre 2013 se han encontrado en Rumania. Gracias a la ayuda de los famosos amante rumano Sorin policía Florea podrían detectar y detener a sus autores

En la noche del miércoles 27 al Jueves, 28 de noviembre 2013 51 palomas reproductoras fueron robados de los lofts de Andreas Drapa. Drapa estaba ansioso por sus palomas y ofreció una recompensa de 50.000 euros por la punta que llevaría al descubrimiento de sus palomas. 

El amante rumano conocido Sorin Florea ofreció su ayuda y por lo que la policía pudo detectar y detener a los ladrones. Más información acerca de la detención no se conoce todavía.


Sorin Florea y Nikolaas Gyselbrecht

Gabriel es un entusiasta colombofilo y difusor de la colombofilia también.en su web normalmente siempre encontrarás algo nuevo.

Un abrazo Gabriel
..regresaremos con él.

sábado, 2 de diciembre de 2017

Palomas con GPS incorporado.

YA ES UNA REALIDAD COMÚN
Palomas mensajeras con GPS 
incorporado volando en bandada.

Al respecto ya varios colombófilos están experimentando a fin de determinar realmente lo que la paloma hace para llegar...que considera...que evita...en fin.



Piensa en una bandada de pájaros, te los imaginas volando en formación en V para ahorrar energía. Piensa en una bandada de palomas, las recordarás erráticas, casi caóticas. Quizás ya lo sepas, pero resulta que consumen más energía volando en bandada que al volar en solitario, como han demostrado investigadores de la Universidad de Londres que han colocado un GPS y un acelerómetro en una serie de palomas mensajeras con objeto de seguirlas en vuelo en tiempo real. Algunas palomas en las bandadas tienen que acelerar hasta 2 g, duplicando su peso corporal y cuadriplicando su consumo energético. 

Además, muchas tienen que incrementar su frecuencia de aleteo al volar cerca de las otras lo que dificulta su aerodinámica e incrementa la energía que necesitan para volar.

Si supone un gasto energético grande, ¿por qué vuelan las palomas en bandadas? Los autores del estudio ofrecen datos pero sin respuesta. Varias hipótesis se han sugerido, como que volar en bandadas incrementa la coherencia social en el grupo, o como que puede ser una arma para luchar contra los depredadores. O incluso que lo hacen para “competir” entre ellas (poner a prueba y ejercitar su locomoción y sus técnicas de control del vuelo). Nadie sabe la respuesta correcta, pero lo que está claro es que volar en grupo supone un gasto energético adicional que debe tener alguna compensación adaptativa o evolutiva. 



Futuros estudios tratarán de encontrar la respuesta. Nos lo ha contado Geoffrey Spedding, “Aerodynamics: The cost of flight in flocks,” Nature 474: 458–459, 23 June 2011, haciéndose eco del artículo técnico de James R. Usherwood et al., “Flying in a flock comes at a cost in pigeons,” Nature 474: 494–497, 23 June 2011. Por cierto, ya hablamos de palomas y mochilas, muchos recordaréis mi entrada “Publicado en Nature: Un GPS en la minimochila de cada paloma permite estudiar la dinámica jerárquica de la toma de decisiones en vuelo,” 8 abril 2010.


Sobre este tema ya hace algún tiempo también José Ledesma
nos demostró con el siguiente video que las referencias si bien es cierto las considera las palomas dada su gran vista que agregada a su memoria hacen el conjunto que las ayuda a orientarse.




Aquellos ejemplares considerados como líderes de la bandada suelen ocupar los primeros lugares, concluyeron científicos húngaros


Un estudio científico en Hungría concluye que las aves, especialmente las palomas, vuelan dentro de las bandadas en posiciones que podrían representar su posición jerárquica en el grupo.

Un estudio de la Universidad Eötvös Loránd en Budapest (Hungría) que se publica en la revista “Nature”, demuestra con claridad la organización del movimiento dentro de las bandadas de aves.

Los autores siguieron al líder y anotaron cuánto tiempo demoraba en seguirlo el resto de las aves después de un cambio de dirección.

CORRELACIÓN UBICACIÓN-JERARQUÍA

Descubrieron que la posición espacial en la que se situaba un ave dentro del grupo se asociaba con su lugar en la jerarquía. Los investigadores confirman que las aves situadas al frente del conjunto son muy propensas a ser también las líderes.

Los científicos, dirigidos por Tamás Vicsek, utilizaron dispositivos GPS de peso ligero para seguir los movimientos de palomas mensajeras en grupos de alrededor de 10 para conseguir información sobre las estrategias de orientación de las aves.




Los autores también señalan que las aves tenían una preferencia por la visión con el ojo izquierdo. Esto significaba que las aves situadas a la derecha probablemente eran más inferiores que las aves a la izquierda ya que utilizaban su visión izquierda para seguir los movimientos.

Concluyen que, en las bandadas que son lo suficientemente grandes para permitir interacciones entre parejas, las relaciones líder-seguidor parecen producirse de forma consistente.

También apuntan que esta conducta tiene el potencial de trasladarse a grupos más grandes de aves e incluso a animales diferentes.

...veremos como se avanza....tema interesante a no dudar....

....los avances técnicos son imperativos.


___________

   
    

domingo, 26 de noviembre de 2017

Andrés Cintas un comprador impulsivo



nieripigeons presenta a :
Andrés Cintas
.
...de su web...rescatamos lo siguiente que les gustará conocer

Habla Andrés : Estimados amigos colombófilos,

Mi deseo es mostrar mi pasión por las carreras y cría de palomas mensajeras de alta clase. 
A través de la cría con buenas reproductoras y una selección muy rigurosa, pretendo que en las carreras, no solo en mi palomar  si no en otros palomares, se mantenga el alto nivel.
La idea es dar una mejor información de los acontecimientos en el desarrollo de mi colonia de mensajeras, que estará  al alcance de mis amigos y todos aquellos que comparten esta pasión por las palomas.

La última temporada 2010 fue, una vez más, realizada con gran éxito, consiguiendo 24 primeros premios a nivel social, regional y 4 palomas Olímpicas representando a España en la Olimpiada de Poznan- Polonia 2011.



Mis grandes campeonas son adquisiciones que hice en su día de, probablemente, los mejores palomares de velocidad y medio fondo de Europa. 
Andre Roodthoof x Hans Eijerkamp



Andre Roodtooft – Bélgica, es uno de los mejores velocistas de Europa y coronado como Rey, en muchas ocasiones, de la ciudad  de Amberes – Bélgica. Allí me fui y compré lo mejor que tenía en su palomar. Entre las palomas adquiridas estaba “El 560” hijo directo del famoso “036” que resulto ser un filón de oro en la reproducción. Este palomo esta en la mayor parte de los pedigríes de mis grandes campeonas. 



También visité el palomar de los Eijerkamp en Brummen – Holanda, “El imperio de palomas mensajeras mas impresionante del mundo”. Allí, con la ayuda del manager Piet Schrijvers, entre otras, compre La “ 756” una hija directa de “Inteelt smeulders”  y resulto ser una decisión inteligente, en cuanto que  los cruces Roodhooft x Eijerkamp me han dado un extraordinario equipo competitivo de viajeras y reproductoras.



Algunos Resultados
Campeonato Regional  de Cataluña - 2010

Campeonato de velocidad: 1º
Campeonato de Medio Fondo: 2º
Utiel, 271 km.: 1º-2º-3º-4º-5º-7º-8º-20º-21º-23º-25º-26- 27º... 3.163 palomas
Requena, 270 km.: 1º-2º-3º-4º-5º-6º-7º-8º-9º-10º-11º-14º-15º-17º-18º... 3.260 palomas
Viver, 205 km.: 9º-10º-12º-13º-14º-15º-16º-17º-18º-19º-20º-21º-22º... 5.536 palomas
Requena, 270 km.: 1º-2º-3º-4º-5º-6º-7º-8º-9º-10º-11º-14º... 3.650 palomas
MInaya, 367 km.: 6º-7º-8º-9º-10º-12º-13º-14º...2.650 palomas
Requena, 270 km. (jóvenes).: 1º, 503 palomas
Casa Ibañez, 309 km.: 1º, 1.041 palomas
Daimiel, 474 km.: 1º, 1.418 palomas


Campeonato Social  Reus/Vilanova - 2010

Campeonato de velocidad: 1º 
Campeonato Medio Fondo: 1º
Campeonato Fondo: 1º 
MInaya, 367 km.: 1º, 368 km.: 1º, 585 palomas
Alcazar, 426 km.: 1º, 280 plaomas
Viver, 205 km.: 1º, 1.169 palomas


Esp 09 123523 - Paloma Olímpica - Polonia 2011
1º Clasificado de Cataluña, Sport Internacional Grupo D, Categoría D
1º Clasificado Nacional (RFCE), Sport Internacional Grupo D, Categoría D

Esp 07 247846 - Paloma Olímpica - Polonia 2011
1º Clasificado de Cataluña, Sport Internacional Grupo D, Categoría D
1º Clasificado Nacional (RFCE), Sport Internacional Grupo D, Categoría D

Esp 09 123529 - Paloma Olímpica - Polonia 2011
4º de España y 32º General Olímpica
2º Nacional 2011 RFCE
2º Regional 2011
Grupo D - Categoría G

Esp 08 288693 - Paloma Olímpica - Polonia 2011
8º de España y 42º General Olímpica
2º Nacional 2011 RFCE
2º Regional 2011
Grupo D - Categoría A

Esp 08 288826 
3º Nacional 2011 RFCE
3º Regional 2011
Grupo D - Categoría D

...otros

Campeonato Regional  de Cataluña - 2009
Campeonato de velocidad: 2º
Campeonato de Gran Fondo: 5º
Merida, 700 km.: 1º-2º-3º
Zafra, 725 km.: 1º-2º-3º
Utiel, 280 km.: 1º-2º-3º
Requena, 270 km.: 1º
Alcazar de San Juan, 430 km.: 2º
Piedrabuena, 520 km.: 2º
Lisboa (Cascais), 950 km.: 2º
Minaya, 370 km.: 2º-3º
Tomelloso, 425 km.: 3º
Daimiel, 475 km.: 3º
Viver, 210 km.: 3º


Esp 07 243179: 
1º Clasificado de Cataluña, Sport Internacional Grupo D, Categoría A
1º Clasificado Nacional (RFCE), Sport Internacional Grupo D, Categoría A 
3º Clasificado XV Exposición Ibérica (España/Portugal) Sport Internacional, Categoría D
Esp 07 247846: 
1º Clasificado de Cataluña, Sport Internacional Grupo D, Categoría D
1º Clasificado Nacional (RFCE), Sport Internacional Grupo D, Categoría D
3º Clasificado XV Exposición Ibérica (España/Portugal) Sport Internacional, Categoría D


Campeonato Social  Reus/Vilanova - 2009
As Paloma Absoluto: 1º-3º-4º-6º-9º-10º-11º-12º
Campeonato de velocidad: 1º y 2º
Campeonato jóvenes: 2º y 3º
Campeonato Medio Fondo: 2º y 3º
Campeonato Gran Fondo: 1º y 2º
Zafra, 723 km.: 1º-2º-3º-5º...
Utiel, 271 km.: 1º
Utiel jóvenes, 271 km.: 1º
Mérida, 693 km.: 1º-2º-3º...
Requena I, 270 km.: 1º
Requena II jóvenes, 270 km.: 1º
Utiel I, 271 km.: 1º-2º-3º-4º-5º-6º-7º-8º-11º-12º-13º-14º-15º-16º-17º-18º-19º-20º...
Requena II, 270 km.: 1º
Viver I, 205 km.: 1º-2º-3º-4º-5º-6º-
Viver II, 205 km.: 3º-4º-5º-6º-7º-8º-9º-10º-11º-12º-13º-14º-15º-16º-17º-18º-19º-20º...
Lisboa (cascasi) 950 km.: 8º


Campeonato Regional  de Cataluña - 2008
As Paloma Medio fondo: 1º-2º-3º
Campeonato de velocidad, Zona: 1º 
Campeonato jóvenes, Zona: 1º
Campeonato Medio Fondo, Zona: 1º
Campeonato Fondo, Zona: 1º
Campeonato General, jóves: 1º
Campeonato General, velocidad: 1º
Campeonato General, Medio Fondo: 1º
Comunidad Catalana Lisboa (Cascais) 950 km.: 4º
Campeonato General, Lisboa (Cascais), 950 km: 6º

Daimiel, 474 km.: 1º
Uteil II, 271 km.: 1º-2º-3º
Tomelloso I, 423 km.: 1º
Tomelloso II, 423 km.: 1º y 2º
Lisboa (cascasi) 950 km.: 2º
Almodobar, 536 km.: 2º
Minaya II, 368 km.: 3º


Campeonato Social  Reus/Vilanova - 2008
As Paloma: 1º
Campeonato de velocidad: 1º 
Campeonato jóvenes: 1º
Campeonato Medio Fondo: 1º
Campeonato Fondo: 1º
Campeonato General Absoluto: 1º
Campeonato General, velocidad: 1º

Daimiel, 474 km.: 1º
Uteil II, 271 km.: 1º-2º-3º
Uteil jóvenes, 271 km.: 1º-2º-3º
Tomelloso  423 km.: 1º
Tomelloso, jóvenes  423 km.: 1º
Lisboa (cascasi) 950 km.: 2º
Almodobar, 536 km.: 2º y 3º
Minaya I, 368 km.: 1º
Minaya II, 368 km.: 1º
Lisboa, 950 km.: 2º

Campeonato Regional  de Cataluña - 2007
As Paloma de velocidad: 1º y 3º
Campeonato de velocidad: 2º 
Campeonato jóvenes: 11º
Campeonato Medio Fondo: 2º
Campeonato Gran Fondo: 8º
Campeonato de velocidad, Zona: 2º 
Campeonato jóvenes, Zona: 1º
Campeonato Medio Fondo, Zona: 1º
Campeonato Fondo, Zona: 1º
Campeonato Gran Fondo, Zona: 2º
Campeonato juveniles: 8º



Campeonato Social  Reus/Vilanova - 2007
As Paloma Absoluto: 1º-2º-3º-4º-6º-7º-8º-9º...
Campeonato de velocidad: 2º 
Campeonato jóvenes: 2º
Campeonato Medio Fondo: 1º
Campeonato Fondo: 1º
Campeonato Gran Fondo: 2º


____________

Atentamente
Andrés Cintas

lunes, 13 de noviembre de 2017

Recordando el triunfo en 905 Kms en 14 horas del palomo de Jose Bellón Rodríguez y ODÍN

Recordando el triunfo en 905 Kms en 14 horas del palomo de Jose Bellón Rodríguez y ODÍN

905 Km. en 14 horas 

  Lloret de Mar (Girona) a Cariño (A Coruña)

Odín, la ilusión de una vida.


¡Ay don Antonio!, si usted hubiera sabido lo que es la gloria de que una de tus palomas llegue desde Lloret de Mar (Girona) a Cariño (A Coruña) en el mismo día de la suelta después de haber recorrido 905 kilómetros en 14 horas y media, posiblemente 
nunca hubiera escrito lo que escribió.
Pero vayamos por partes, porque antes de alcanzar esa gloria, en la mayoría de los casos, ha habido que superar muchos escollos y vicisitudes que hacen que ésta incluso sea más valorada.
Y ese ha sido mi caso.
Intentaré explicarme de la manera más concisa que me sea posible para que podáis daros cuenta de lo que ha sido mí transitar por el mundo de las palomas mensajeras.

Allá por el final de los años ochenta y principio de los noventa, empieza a despertarse cierto interés y curiosidad por las palomas mensajeras en un niño que vive en el pueblo marinero de Cariño, en el norte de A Coruña, y que un día se sorprende al descubrir que en el alpendre donde tiene unas cuantas palomas comunes han entrado dos palomas que tienen en sus patas unas anillas con unas letras y unos números que no tiene ni la más remota idea de lo que pueden significar.

A esas dos les siguieron otras, y otras más, y por su belleza y mansedumbre acabarían por convertirse en las favoritas de aquel niño que, no mucho tiempo después, decidiría quedarse sólo con ellas y deshacerse de las comunes. Todavía no había encontrado explicación al hecho de que apareciesen tantas de esas palomas con anillas raras en su pueblo, un lugar que, por otra parte, está demasiado apartado y rodeado de montañas. No tardaría en dar con la clave, “los barcos de pesca”.
Pasan los años y ya con una pequeña colección de palomas mensajeras holandesas, belgas, inglesas, alemanas, francesas y portuguesas (aunque de estas últimas las menos, porque al cabo de unos días en su palomar muchas de ellas desaparecían), un grupo de colombófilos de la zona de Ferrol oyen hablar de él y deciden visitarlo y animarlo a conocer su club y aprender en qué consisten las carreras de palomas mensajeras.

Finalmente llega el día en que Jose visita el Club Mariñas Altas, que por aquel entonces tenía su sede en Pontedeume, (encontrándose actualmente en Narón). Allí conoce a un profesor de inglés que le sugiere contactar con los anteriores propietarios de sus palomas a través de las diferentes asociaciones y se ofrece a facilitarle las cosas. 

Le hace ver que esto es lo correcto y una práctica muy habitual entre los verdaderos colombófilos y que, por otra parte, de esta manera podrá tener información de las diferentes líneas, calidades y características de sus palomas.
Le parece una buena idea y ahí empieza un auténtico rosario de cartas y de llamadas telefónicas a distintos colombófilos europeos.

Está claro que se va metiendo en una dinámica que no parece tener vuelta atrás, y así, no pasado mucho tiempo, le propone a ese profesor probar a algunos de los hijos de sus palomas en su palomar de Valdoviño. Aquello desembocaría en una especie de tándem que le da a Jose la posibilidad de experimentar por primera vez lo que se siente cuando tus palomas regresan al palomar después de volar una distancia considerable.


Después de varios años con este sistema y ante la imposibilidad de su socio, ahora ya amigo, de continuar con las palomas por cambio de residencia, se encuentra ante la tesitura de volver sólo a coleccionar palomas mensajeras o de probar a competir, esta vez ya, desde su propio palomar.

Los temores eran muchos y las posibilidades de éxito, según la gran mayoría de entendidos, muy escasas. Cariño estaba muy apartado del resto de los palomares, estaba rodeado de montañas y tenía un microclima que hacía que, en ocasiones, a 10 kilómetros de allí luciera un sol radiante, mientras que el lugar se encontrase completamente cerrado de niebla. El palomar de Jose es el que se encuentra más al Norte de todos los de la península.

A pesar de todo, decide probar. Después de tener contacto con algunos destacados colombófilos europeos, y después de haber incluso visitado sus palomares y, a su vez, recibir la visita de alguno de ellos, se siente con fuerzas como para, por lo menos, intentarlo.



Los inicios fueron duros. Líneas de palomas que habían funcionado muy bien en el palomar de su amigo, aquí fracasaban una y otra vez. Lo que a no mucha distancia de allí funcionaba, no sólo en cuanto a palomas, sino también a método de llevarlas, en Cariño no daba resultado. 

Así las cosas, llega incluso a plantearse el arrojar la toalla. Pero un verano, cuando el fracaso de la campaña anterior empezaba ya a olvidarse, visita a la familia Boden en Heerle, Holanda, y las palabras de Rika Boden le insuflan otra vez unos ánimos de los que empezaba a carecer:
-“Jose, take it easy. Be patient, because the day will come when your pigeons will return home. Give them time and give time to yourself.
(Jose, tranquilo. Ten paciencia porque llegará el día en que tus palomas vuelvan a casa. Dales tiempo y dátelo a ti mismo).

Ya no existía ninguna duda, había que continuar. Estaba claro que a mayor dificultad, más tenía que ser la calidad y mayor el trabajo. Las palomas eran su vida y su pasión y el seguir compitiendo estaba ya fuera de toda duda.

Año tras  año se van consiguiendo nuevas metas y ya cuando en la campaña 2013, y después de algunos cambios, sobre todo en la alimentación y en la ventilación del palomar, regresa a casa una paloma desde Almazán, estaba claro que las  palomas podían llegar a Cariño. Por cierto, esa paloma que regresó desde Almazán (Soria) se llamaba Odín, su madre era una paloma noruega y de ahí su nombre.Odín.
Comienza la temporada 2014 y esto ya no tenía nada que ver con las campañas anteriores. En seguridad tiene unos resultados aceptables y algunas de sus palomas ya son punteras y pueden competir claramente con lo mejor del club y de la zona. Y como no podía ser de otra manera, ahí aparece la figura de Odín. 



Nunca falla, está loco por volver a casa, por volver junto a su hembra; no importa la distancia, no importa la climatología, suelta tras suelta le demuestra que es un superclase. Sólo desde Almansa, aunque en control, llega al segundo día levemente herido.  De todas formas, lo importante es que estaba en casa, pero ahora se le planteaba la duda de si enviarlo a Lloret de Mar o no.

Finalmente se decide por hacerlo, no sin los lógicos temores y desconfianzas que le han provocado la última suelta. La paloma tenía calidad, todo lo hecho hasta ahí lo avalaba, tenía que confiar en ella y en esa porción de suerte que siempre es necesaria en cualquier faceta de la vida. Sabía que si se daban una serie de circunstancias favorables, la figura de Odín volvería a emerger…



Día 27 de junio, viernes, Jose termina su jornada laboral y ya le empieza el cosquilleo de la competición. La gente del club, con mucha más experiencia en este tipo de sueltas de Gran Fondo, le había dicho que era imposible que se recibieran palomas en el día, pero él tenía el presentimiento de que Odín podría hacerlo y desde las ocho de la tarde permanece en su jardín mirando repetidas veces al cielo. 
La tarde está desapacible y una llovizna suave pero persistente no parece tener intenciones de cesar.

A las nueve en punto, Odín, el gran Odín, se posa en el tejado de su palomar. Sólo podía ser él. Lo vio llegar desde el mar, majestuoso y seguro como en ocasiones anteriores. 

Su madre tuvo que salir de su casa y zarandearlo para que reaccionara, estaba en auténtico estado de shock. ¡Qué alegría! No se lo podía creer, pero allí estaba él. Inmediatamente empezó a ser consciente de que había hecho algo grande, pero necesitaba la confirmación y al momento lo puso en conocimiento de otros colombófilos. Creían que les estaba tomando el pelo. Se corrió la voz y su teléfono no paraba de sonar.
.
La ilusión de aquel niño, después de varios años, se había convertido en una realidad. Finalmente había alcanzado el triunfo y la gloria con una de aquellas  palomas que tenían unas anillas raras y aquello lo compensaba todo. 
Había pasado por momentos muy complicados, pero aquella ilusión, al final, tenía una recompensa. Odín había obrado el milagro, había hecho lo que ninguna otra paloma había conseguido en ochenta años de historia de colombofilia gallega y desde Cariño. Ver para creer…

No quisiera dejar pasar esta oportunidad para expresar mi gratitud a todas aquellas personas que, de alguna manera, han hecho posible que esté viviendo este momento de tanta felicidad.
En primer lugar he de darle las gracias a mis padres, siempre han sabido entender lo importante que eran las palomas para mí y me han apoyado y ayudado en todo. En segundo lugar a mis amigos “los Franes”, siempre dispuestos a echarme una mano en la mejora y en el mantenimiento de mi palomar, así como en los encestes y en las vacunaciones.

En tercer lugar a mi club Mariñas Altas de Narón y a la colombofilia gallega en general; está claro que para que haya un vencedor se necesita de otros participantes y sin ellos nada de esto habría sido posible. En cuarto lugar a todos mis amigos y contactos en España y en el extranjero; he de hacer una mención especial a los Boden y al señor Calon y a Mr. Walton, siempre se esforzaron por enseñarme y me obsequiaron con algunos hijos de sus mejores palomas. 



Tampoco puedo olvidarme de mi compañero de club Nicolás Rey Fachal, sus sabios consejos, su experiencia y sus éxitos me han servido de mucho. Y como podría olvidarme de aquel profesor de inglés que ya peina canas y que de alguna manera me metió el gusanillo de la competición en el cuerpo. 

Él me hizo ver todo lo que el mundo de las palomas mensajeras puede aportarnos, me enseñó a ser paciente y más reflexivo, y me dio grandes lecciones que me han sido de gran utilidad en mi vida. Le faltó tiempo en cuanto le comunique lo hecho por Odín para recordarme que sólo cuando haya controlado cinco a seis palomas  desde Lloret tendré algo de colombófilo.

Muchas gracias a todos ellos.
¡Don Antonio, a veces perseguir la gloria tiene una recompensa muy reconfortante y espero tener la energía para seguir intentándolo durante muchos años!
Dice uno de los poemas de Antonio Machado:

“Nunca perseguí la gloria,

 ni dejar en la memoria

 de los hombres mi canción;"
               Jose Manuel Bellón Rodríguez


______